• Respeto entre sus integrantes, al cliente y con el entomo.
  • Honestidad en sus decisiones y acciones.
  • Transparencia en su comportamiento organizacional.
  • Eficiencia en su gestión interna y externa.
  • Calidad de sus productos y servicios.
  • Mejoramiento continuo de sus empleados, procesos y productos.